El estudio Fenwick Iribarren, autor y director del diseño y desarrollo del complejo de la quinta torre de Castellana, explica las singularidades arquitectónicas de este proyecto

¿En qué se ha inspirado Fenwick Iribarren para diseñar la nueva torre?  

Según Mark Fenwick, arquitecto director de Fenwick Iribarren,  “Torre Caleido se inspira en una arquitectura que toma como referencia edificios emblemáticos en altura, como el edificio Seagram de Nueva York o el edificio Hancock de Chicago. El objetivo de la Torre Caleido no es competir en altura con el resto de las cuatro torres, sino en elegancia y esbeltez”. De hecho, la torre tiene una distancia entre pilares en su zona más estrecha de tan solo 16 metros de anchura, que hace que aparezca en alzado a Paseo de la Castellana como una gran estructura vertical que configura un monolito de elegantes proporciones.

Mark Fenwick señala que “un punto curioso es el aspecto matemático de la geometría de la torre, sus lados corresponden a una proporción de 1 de anchura, 4 de profundidad y 9 de altura, que puede ser una ecuación similar a esta: 1 + 2² + 3²  =  CALEIDO”. Torre Caleido es un edificio pequeño al lado de las cuatro torres llegando incluso, en algún caso, a ser 90 metros más altas. Pero su forma rotunda y sencilla, como monolito proporcionado, le confiere más el aspecto de una escultura o un monumento de enorme escala. Un monumento al conocimiento, a la salud y a la integración social en la ciudad.

 

¿Qué innovaciones tecnológicas incorpora el edificio para que sea único y diferente?

Por un lado, la fachada de la torre está formada por dos capas de vidrio separadas 25cm entre sí. Esta cámara está conectada con el sistema de extracción de aire del edificio. La combinación de esta cámara y las capas de control solar aplicadas sobre el vidrio, forman una fachada muy eficaz energéticamente tanto en invierno como en verano. Con este sistema se consigue evitar la instalación de cortinas o persianas en fachada, ya que son siempre elementos que distorsionan la imagen del edificio. Además, Caleido incorpora materiales como “composites” en fachadas que están formados por materiales reciclados presentes desde el inicio del diseño.

Mark Fenwick señala que “lo más complejo de los materiales se encuentra en la fachada de la torre, que es un sistema modular, a modo de puzzle, que se utiliza para desarrollar edificios en altura y se comporta como un puzzle que permite cierto movimiento acorde con la estructura de la torre”.

¿Qué se encontrará el visitante que acuda a este nuevo complejo?, ¿se asemejará a zonas similares en otras grandes metrópolis?

En primer lugar nos encontramos con unos volúmenes de locales de diferentes alturas en cota de Paseo de la Castellana,creando una calle de pequeña escala y con vegetación. Un nivel más abajo, creando una grieta que genera un eje Norte-Sur conectando el hospital de La Paz con Sinesio Delgado, se encuentra la zona comercial que nos recuerda a la idea de una calle, de una ciudad en la “Urban Street”. Sin apariencia de centro comercial, abierta, y comunicada con la cota de Castellana con jardines escalonados.

Dos grandes plazas se sitúan a ambos lados de la Torre separadas por un espacio polivalente en la zona central. La plaza Norte se inspira en mercados típicos del norte de Europa, con puestos independientes que crean gran variedad de productos y oferta. Por otro lado, la plaza Sur es más escenográfica, casi se trata de una plaza italiana, cambiante para múltiples espectáculos o eventos. Desde una posible pista de hielo de invierno hasta la implantación de pop-ups o pequeñas tiendas temporales.

Mark Fenwick resume que “Lo más interesante de esta cubierta y plazas es disfrutar de la sensación de estar rodeado de grandes torres emulando un estilo de vida propio de grandes ciudades con vistas a sus down-towns, disfrutando de este estilo de vida urbano”.

¿Qué papel tiene el estudio de arquitectura Fenwick Iribarren Architects (FIA) en este innovador complejo Caleido?

El estudio de arquitectura Fenwick Iribarren Architects (FIA), fundado por los arquitectos Mark Fenwick y Javier Iribarren en 1990, recibió el encargo por parte de Inmobiliaria Espacio para realizar el proyecto y la dirección de obra de Espacio Caleido. Por tanto, FIA es responsable del diseño, desde el origen del concepto hasta el desarrollo del proyecto de ejecución con todos los detalles constructivos para la realización de la obra. También lleva la coordinación de todos los equipos técnicos implicados (ingeniería de estructura, instalaciones, acústica, iluminación, fachadas, ascensores y  sistemas de evacuación en caso de emergencia).

Además de Torre Caleido, FIA desarrolla actualmente otros proyectos de gran envergadura a nivel nacional e internacional. En el ámbito deportivo, se ha adjudicado el diseño y desarrollo de 3 de los 8 estadios del Mundial de Qatar 2022 (el último de ellos es el primero del mundo que será desmontable y reutilizable). Y tiene numerosos proyectos inmobiliarios en Madrid, como la rehabilitación del emblemático edificio de Gran Vía 68, el diseño y desarrollo de los complejos de oficinas Somport -Las Tablas- y Helios -en Avenida de los Poblados- y el hotel de la cadena The Student Hotel.

 

Aerosoles descubre los esenciales de la temporada